Aprender ruso de manera fácil y profesional. Nunca fue tan fácil aprender uno de los idiomas mas bellos. Clases de ruso para autodidactas y para los que quieren estudir con un profesor.
 

jueves, 27 de abril de 2017

Porque los rusos no sonríen.



¿Porque los rusos no sonrien?

Es muy famosa la particularidad notable del pueblo ruso y es el uso de la sonrisa en lo cotidiano: prácticamente cumple otras funciones, por no decir opuestas, a la que desempeña en otros países. Los rusos, desde el punto de vista de los extranjeros, son hoscos, agrios y poco sonrientes. Sin embargo, el hecho de que sonrían poco nada tiene que ver con algo sombrío. Es una de las características más peculiares del comportamiento ruso no verbal y de la comunicación rusa en general.



En la cara de los americanos primero ves los dientes y en la de los rusos ves los ojos.   MAKSIMO GORKI.


               En muchas culturas la sonrisa de cortesía es muy común. En muchas culturas del Occidente una amplia sonrisa en la cara se acompaña por una pregunta estándar: “Hola. ¿Cómo está?” a la cual contestan con la misma pregunta. En Japón en la entrada de algunos negocios se puede ver a unas jóvenes que sonríen y saludan con una reverencia al estilo japonés. Realizando durante el día alrededor de 2500 sonrisas y saludos.



            Pero en la cultura rusa la sonrisa de cortesía o por cortesía se considera falsa e inapropiada. Incluso una sonrisa forzada, dirigida hacia un ruso puede ser tomada como algo sospechoso y provocativo.







Ejemplo de algunas de las opciones de la sonrisa rusa:
 

1. Sonrisa sin abrir mucho la boca.





En Rusia, muchas veces la sonrisa no se hace sólo con los labios, sino que a veces se muestra ligeramente la parte superior de los dientes; enseñar los dientes superiores e inferiores al sonreír se considera vulgar; a esa sonrisa se la denomina “sonrisa de caballo”.




2. “Sonrisa de servicio”




La sonrisa en la comunicación rusa no es una muestra de educación. Los rusos califican de “sonrisa de servicio” a esa sonrisa permanente en los labios con afán de causar buena impresión en los demás. Se considera un rasgo negativo: falta de sinceridad, tratando ocultar sus sentimientos.

3. La “no-sonrisa”



Los rusos no sonríen a los extraños. En la comunicación rusa sólo se sonríe a personas conocidas. Es por eso que los vendedores no sonríen a los clientes: ¡no los conocen personalmente! En caso de que el vendedor conozca al cliente sí que le sonreirá.




4. La sonrisa de respuesta



No es costumbre en Rusia responder a una sonrisa con otra sonrisa. Tampoco se responde automáticamente con una sonrisa cuando el que lo hace es un conocido, más bien se considera una invitación a entablar una conversación.







5. Sonrisa afectiva



Cuando los rusos sonríen indican una disposición particular hacia un individuo. Los rusos sonríen sólo a la persona que quieren y se hace para expresar una simpatía personal. Por eso, la sonrisa de un extraño puede producir la siguiente reacción: “¿Acaso nos conocemos?”.


6. No sonreír durante el trabajo.



Los rusos no sonríen cuando están trabajando o haciendo algo serio. Los agentes de la aduana no sonríen porque están hacendó un trabajo serio. Lo mismo ocurre con los vendedores y los camareros.





En Rusia nunca se veía la sonrisa en la cara de la servidumbre. La sonrisa de un sirviente es la invasión a la esfera personal del amo.


Los niños no deben sonreír cuando están en la escuela. Los adultos rusos enseñan a los niños a no sonreír, ya sea en una lección formal en la escuela o durante una clase de cocina, cuando hablan con los adultos. Uno de los comentarios más comunes de los profesores rusos en las escuelas es: “¿Por qué te ríes? ¡No dije nada gracioso! ¡Déjate de sonrisas y ponte a escribir!”


7. Sonrisa sincera



Expresión de un excelente estado de ánimo o de una buena disposición hacia el interlocutor.


En la comunicación rusa hay una regla: la sonrisa debe ser un reflejo sincero de buen humor y de buena relación. Para tener derecho a una sonrisa, hay que tener de veras una buena relación con el interlocutor o estar en ese momento preciso en un excelente estado de ánimo.


8. Razones para una sonrisa

Un ruso, para sonreír, debe tener una razón de peso que sea evidente para los otros. Sólo entonces esa persona tiene “derecho” a sonreír desde el punto de vista de los demás. Si un ruso no entiende la razón por la que sonríe su interlocutor puede causar una grave preocupación, es necesario encontrar la razón.

9. Sonrisa apropiada

Una sonrisa debe ser apropiada a la situación desde el punto de vista de los que te rodean. La gente no sonríe en una situación tensa o si al lado hay personas que están pasando por un mal momento, bien porque alguien esté enfermo o porque estén preocupados por problemas personales, etc.



10. Sonrisa como risa


Los rusos no distinguen entre una sonrisa y una risa. A menudo mezclan estas dos expresiones.


A menudo a la gente que sonríe en Rusia le preguntan: “¿Qué es tan divertido? ¡No lo entiendo!”.


La cultura de la comunicación en Rusia se caracteriza por la sinceridad y la transparencia. La colectividad en la vida cotidiana de los rusos asume que se debe saber todo del uno y del otro, no debe haber secretos. Por tanto, no hay ni costumbre ni deseo de ocultar los propios sentimientos ni el propio estado de ánimo.


La vida cotidiana de los rusos, su día a día, ha estado caracterizada durante muchos siglos por la lucha en pos de la supervivencia. Las peripecias vitales de muchos rusos han sido extremadamente duras y la preocupación se ha marcado con un rictus permanente en sus caras. La sonrisa en este contexto constituye una excepción a la regla, que indica bienestar, prosperidad, buen humor, y todo esto sólo era posible para algunos en circunstancias excepcionales. La sonrisa es una expresión perceptible para los demás y a menudo puede suscitar preguntas del tipo “Eh, ¿por qué te ríes?”, envidia e incluso hostilidad.


Fuente: página web de Iósif Sternin.



En la cultura rusa no es costumbre sonreír a un desconocido, pero como el resto del mundo, lo hacen sin reservas entre amigos. En realidad, los rusos valoran las sonrisas y no es fácil conseguir una.
OLEG YEGÓROV, RBTH


El psicólogo Pável Ponomariov explica en una entrevista para RBTH que se trata de un fenómeno meramente público, entre desconocidos, ya que los rusos, como el resto del mundo, sonríen sin reservas entre amigos o para sí mismos cuando están de buen humor. Pero en la cultura rusa no es costumbre sonreír a un desconocido con el que se cruza la mirada por casualidad.


Para los rusos, una sonrisa es algo especial y muy valioso que no es tan fácil de conseguir, opina Iósif Sternin: “Una sonrisa debe ser el reflejo sincero de un estado de ánimo y de una buena relación”.


Los rusos cautelosos


Todo consiste en la diferencia de los códigos culturales de los rusos y los habitantes de los países occidentales (y de algunos países orientales), comenta Ponomariov. “En nuestro país una sonrisa se interpreta de un modo distinto –explica el experto-. En Occidente, por ejemplo, es un signo común de inicio de conversación con una persona nueva, se sonríe por defecto. En nuestro país, la primera reacción cuando nos encontramos con un desconocido, es la cautela. ‘No te conozco, háblame de ti’. Y si, una vez entablada la conversación, nos caemos bien, entonces podemos sonreír”.


El psicólogo atribuye esta cautela a los “acontecimientos de la historia de nuestro país”. Según el experto, debido al hecho de que los rusos se han visto obligados a enfrentarse a menudo a agresiones externas (tanto por parte de otros pueblos como entre ellos), se ha asentado entre ellos la costumbre de mantenerse siempre en guardia, de temer a los desconocidos.


El investigador polaco Kuba Krys hace el mismo razonamiento en un estudio de 2016 sobre las sonrisas.Krys propone y confirma la hipótesis de que en las sociedades menos estables, en las que el individuo se arriesga más a encontrarse sorpresas, a menudo desagradables, se tiende a sonreír menos a los desconocidos.




Quienes sonríen son hipócritas o tontos


Debido a ello, en Rusia se ha formado un estereotipo cultural: la gente que sonríe sin razón a los desconocidos puede parecer hipócrita (y la sonrisa se percibe como una adulación) o tonta. En Rusia incluso un dicho que los extranjeros no suelen saber interpretar: “la risa sin causa (en la cultura rusa la risa y la sonrisa son fenómenos muy cercanos) es rasgo de estupidez”.


Este estereotipo no solo existe en Rusia, sino también en otros países: no existe una sola opinión acerca de si se debe sonreír a los desconocidos o no. Por ejemplo, Krys escribe en su artículo: “Los autores británicos de una famosa guía de viajes sobre Polonia advertían a los turistas de que sonreír a los desconocidos se percibe por los polacos como un signo de estupidez”.





Pável Ponomariov asegura que las diferencias a la hora de percibir la sonrisa son algo normal. “En nuestro país se sonríe menos que en Occidente, en la sonrisa se valora más la sinceridad que la educación. Esto no significa de ningún modo que ellos sean malos y nosotros buenos, o viceversa. Se trata simplemente de códigos culturales distintos”, comenta el experto a RBTH.


2 comentarios:

  1. Excelente explicacion de la sonrisa en los rusos.
    Me costo trabajo explicarselo a mis estudiantes pero lo logre!!!
    Despues me encontre con este articulo tan detallado y preciso. Muchas gracias Nina!!!
    Eddy

    ResponderEliminar
  2. wowww, muy interesante y que contraste con mi México lindo¡¡ saludos y gracias Nina

    ResponderEliminar

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *